logook_copia.jpg





soylactivista_250x109.jpg


"El cuenco de barro" es el nombre de un grupo de madres y padres que apoya la lactancia materna y la crianza natural. Pretendemos ayudarnos mutuamente y compartir experiencias.

Nos basamos en las ideas de la OMS (Organización Mundial de la Salud), UNICEF, la Asociación Española de Pediatría, Asociación El Parto es nuestro, FEDALMA (Federación española de apoyo a la lactancia materna) y otras que recomiendan la lactancia materna para la crianza de nuestros hijos.

Formamos parte de la Comisión de Lactancia Maternadel Hospital de la Merced de Osuna ynuestro grupo aparece en la página de la IHAN.Nos reunimos cada mes en el Centro de Salud de Estepa.
"El cuenco de barro" se acerca a padres y cuidadores ofreciendo apoyo, asesoramiento y ayuda muy valiosa para la atención y cuidado de los niños en los primeros años de vida.

De momento somos un grupo, pero está previsto que más adelante seamos una asociación más en que las sugerencias y críticas constructivas nos permitirán ir mejorando el contenido de nuestras charlas y reuniones. Así podremos dar respuesta a las necesidades de las personas que solicitan nuestra ayuda y convertirnos en un referente del cuidado de los niños en nuestra zona. Todo tu apoyo e información serán bienvenidos.

Anímate a formar parte de "El cuenco de barro".


cuencodebarro.jpeg


Puedes escribirnos a: lactanciaestepa@gmail.com


¡NUESTRO PRIMER CUMPLEAÑOS!

Algunos prestigiosos pediatras nos felicitan un año después de la gestación del grupo en junio de 2011.

Queridas amigas del "Ej cuenco de barro",
Sé que hace alrededor de un año que os constituisteis en grupo de apoyo a la lactancia y crianza cercana. Enhorabuena por ello. Estáis construyendo las bases de una sociedad sana, sostenible y dando y recibiendo mucho amor. Y eso en los tiempos que corren es inestimable. Los hijos son lo mejor que tenemos, nuestro mejor público y la base de nuestra sociedad. Todo lo que hagamos por ellos desde el principio es la mejor inversión de la vida. Olvidémonos de los banqueros.
Un buen principio puede ser con mucho contacto, poca separación y mucha lactancia..
Los tiempos son duros también para la lactancia por la cultura mercantilista anti-lactancia en que vivimos y lo mucho que hemos olvidado del arte femenino de amamantar tanto profesionales como mujeres y ciudadanos en general.
Ahí es donde entráis vosotras: formaos, re-aprended la tecnica ancestral, aliaros con profesionales que se hayan preocupado de evitar las zancadillas involuntarias a madres que desean amamantar.
Sois el futuro de la lactancia: con vosotras, poco a poco la lactancia volverá a donde nunca debió salir: la sociedad civil, la de las mujeres y los hombres.
Un abrazo y mucha suerte.
¡Ojalá estuviéramos más cerquita para poder vernos! José María Paricio Talayero.


Feliz aniversario.
El primer año es sin duda el más duro, el más difícil. Cuesta afianzarse, hay mucha ilusión pero poca experiencia, desconocemos cómo será recibido por el resto de madres, cómo compaginar nuestra familia con la actividad del grupo...

Llegar a cumplir un año os ha de hacer sentir especialmente orgullosas. Los grupos de apoyo a la lactancia sois, desde mi punto de vista, imprescindibles. Suerte de vosotras que escucháis, suerte que apoyáis, suerte que dais confianza a aquellas madres recientes y novatas, a aquellas madres con dudas, a las que pasan por dificultades en la lactancia, las que reciben críticas por la crianza que quieren para sus hijos/as.

Muchos besos y felicidades para "El Cuenco de Barro". Adolfo Gómez Papí.





Conoce el origen del nombre del grupo.

El cuenco de barro

logook_copia.jpg
Logotipo creado por Paqui Fernández.

Ríete, niño,
que te traigo la luna cuando es preciso”
Nanas de la cebolla,
Miguel Hernández.
Mais petite boule d’Ivoire,
Au milieu duquel est assise
Une Fraise, ou une Cerise

Tétin mûr, Tétin d’appétit
Blasons, Le Tétin, Clément Marot.


Mil calostros dorados enjugaron tu risa,
el instinto que chupa
corazón que palpitas
nuevo fuego que sube, sonroja, excita
desde el vientre a los pechos savia destilas.

¡Ay mi Rómulo hambriento, fierecilla sedienta!
impaciente rastreas la carne que te alimenta.

¿Quién tornó el agua en leche?
¿Quién mi pecho en juguete?
¿Quién en lecho de dioses mi regazo caliente?
Se ha parado mi tiempo. Es eterno el presente.
Palpa, besa, liba, toma;
traga, come, devora.
Que te ofrezco la vida en mi cuenco de barro.
Hociquito que buscas sobre la cuna
mis dos lunas rosadas llenas de lluvia.
En un hilo de seda yo me derramo
en auxilio, salud, ternura, amparo;
alegría, consuelo, emoción y llanto;
compañía, refugio, pasión y abrazo.

Y cuando el hambre aprieta, no me das tregua,
corres, saltas, gateas; te arrastras, trepas,
sin pudor me desnudas junto a la hoguera
ya en tu boca dentada mi miel esperas.

El jugo que succionas de mis entrañas,
hace batir las alas de tus pestañas.
Un sopor placentero recorre tu alma,
suspirando te entregas, tu ángel te guarda.

Entre dos dunas blancas duerme mi niño,
satisfecho de leche y de cariño.
Duerme niño de teta,
bésame gota a gota,
mama, acaricia, bebe, roza
Que el amor se ha encarnado en esta presa jugosa.

En mi seno mullido y bien calentito
soñando va mi niño, mi niño chico
y se enreda a mi cuerpo y a mis latidos
como la yedra al muro, el sol al estío.

Tu reflejo en mis ojos, yo en tu mirada,
a mis labios respondes con una risa blanca.
Y asido al doble ancla de mi vía láctea,
tú vas surcando caminos, yo soy tu barca.


Sole Jiménez Martín.
Agosto’09